jueves, 7 de junio de 2007

Y MIRO ... COMO NIÑA, MUJER

Ayer fue mas, un dejo de pasión mezclado con ternura
Este fenómeno en mi
Me hace una niña
Esta soy yo
Cuando me quito la ropa
Cuando me bajo de los tacones y mis piernas se ven pequeñas
Cuando me saco el sujetador y mis senos bajan
Cuando retiro mis pantaletas y se ve mi operación cesárea
A escondidas y en secreto
Esta relación que se desarrolla
Cuando alguna fase positiva oscila desde mi Sur
Me alcanza niveles significativos de pasión
Se va y regresa
Se prolonga por varias semanas
En días clave
Y me pone, entre otras, en condiciones anómalas,
Y benévolas por causas
Esencialmente opuestas
En episodios que van
Desde la indiferencia al deseo
Desde la rabia a la pacificidad
Desde la tristeza a la alegría
Desde la negación a la aceptación
Desde la frialdad absoluta del cuerpo
Al calor urgente de besos, roces, caricias, penetraciones,
Fundirse y salirse
Entrarse y humedecerse
Disminuyéndome la presión de no regresar
A la de volver a caer entre sus brazos, yo
Entre mis ingles, él
A llevarme desde la nieve de la montaña hasta el nivel del mar
En mi región de mares y ríos
Aumentándonos la misma sensación
Necesidad de meternos, cabalgarnos, mecernos,
Lanzándonos desde la tierra al cielo
En miles de luces y fuegos de colores
Es este su tropical y mi subtropical ardor
Junto a sus costas de norte extremo
A mis montañas de Sur final
Contribuyendo a aumentarnos
La diferencia de presión que existe entre ambos
Extremosos de mi pacífico ecuatorial a su oceanía
Hace que los vientos alisios se intensifiquen
Desde nuestros cerebros y pensamientos
Que nos invaden en ausencias de días solares
A noches con lunas escondidas,
Impulso de recibirnos y provocarnos
Cambiando las corrientes de aguas profundas relativas.
De frías se transforman en tibias, cálidas y de lava volcánica que nos recorren
Ejerciendo un mayor efecto de arrastre en superficie y en interior
De mis receptores de este apetito
Que me traiciona y me vulnera
Por su habilidad de tenerme en el y tenerlo en mi
Como resultado, intensifica la urgencia de sus líquidos que me inundan
Y de los míos que lo bañan
Durante esos eventos me convierto en una niña
Me sacude las aguas
Me calienta las ganas
Me reconcentran en regiones de ojos, boca, orejas
Espalda, piernas, rodillas, codos
Y sobre todo esta región,
Donde se desarrolla la nubosidad y la precipitación más intensa
De la sensualidad en mi
Hurgándome, arremetiéndome, empujándome, movilizándome, introduciéndome
Manos, lengua, miembro, vulva, saliva, pezones
… no pares!!! ….así!!!!.... (Risas)…por qué?
Porque me gusta.
Ahora que no estás tu tu , mi conciencia no existe
Me dejo llevar
Me dejo venir
Me dejo... ¿querer?


4 comentarios:

Paz dijo...

Intenso, apasionado y finamente erótico .

Paz/

Luli dijo...

Rebasa incluso la pulsión erótica y se hace oír.

Magnífico!

Ignatius dijo...

A veces se echa de menos, verdad?

Besos

B E L M A R dijo...

...y còmo se mantiene allì??